ENVÍO GRATIS EN BAHÍA BLANCA EN COMPRAS SUPERIORES A $ 2000

$740,00

3 cuotas sin interés de $246,67
10% de descuento pagando con Transferencia bancaria - Pago en efectivo IMPORTANTE! Indicar en "INFORMACION ADICIONAL" si paga en efectivo o por transferencia bancaria. También puede agregar información útil. Ejemplo: Envolver para regalo, enviar de mañana, no funciona el timbre, etc. Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • libreria HenryAlsina 27, Bahía Blanca - Atención de lunes a Sábado de 9 a 18:00 hs.
    Gratis
Descripción

CRISTIAN RODRIGUEZ
MADRUGADA NEGRA
Adriana Hidalgo Editora S.A.

Páginas:
Formato:
Precio: $ 740.00
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 987115665-0

Miguel Arribeño es una escoria humana, el residuo viviente de otra época, que se pasea por la ciudad de hoy como un fantasma, prisionero de su memoria y expulsado de todo afecto. Así son también Wilker, Saenz, Larva, Vasco, el Turco Juárez y casi todos los victimarios de esta novela. Son detritus, resaca del pasado reciente, que alguna vez integraron las 'fuerzas de seguridad' o los 'grupos de tareas' de la última dictadura argentina. 'Madrugada negra' se ocupa de la figura de los repre-sores en una forma muy original. La novela avanza como una sinfonía siniestra, como una pieza musical, en un lenguaje novedoso. El pasado y el presente van y vienen en capítulos breves e intensos, con un montaje perfecto, pesadillesco y cinematográfico. A pesar de la maquinaria infernal que describe, el autor no moraliza ni cae en golpes bajos. En esta historia la denuncia toma la forma de una poética de la crueldad. Los personajes se mueven en una Buenos Aires espectral. El Delta, San Martín, Once, Constitución, Barracas, Pompeya, aparecen retratados como nunca antes. A través de todos estos elementos 'Madrugada negra' se convierte en un testimonio estético. 'En esta novela se combinan la belleza y el horror con un delicado equilibrio. A través de una voz lírica, potente, y de un estilo absolutamente personal que no rehúye lo poético aún para las escenas más crudas, la historia nos va sumergiendo de manera inexorable en un mundo donde los sicarios de la última dictadura ejecutan sus crímenes.' Luis Gusmán